POWr Instagram Feed

lunes, 25 de enero de 2010

PREVENCIÓN DE RIESGO LABORAL EN FISIOTERAPIA

PREVENCIÓN DE RIESGO LABORAL EN FISIOTERAPIA
FACTORES DE RIESGO
Existen numerosas actividades en las que el Fisioterapeuta realiza movimientos simples y repetidos a lo largo de la jornada laboral que conlleva a la aparición de lesiones en el organismo en especial en el conjunto osteo-mio-neuro-articular.

El aumento de la demanda a originado incrementos en el ritmo de trabajo, concentración de esfuerzos en elementos pequeños de nuestra anatomía (manos. muñecas, codos y hombros) y posturas forzadas causantes de esfuerzos estáticos en diversos músculos.

Las posiciones forzadas son aquellas en las que una o varias regiones anatómicas dejan de estar en posición funcional para pasar a otra posición inadecuada que genera hiperextensiones, hiperflexiones y/o hiperrotaciones osteo-mio-neuro-articulares durante la jornada de trabajo.
Estos factores, junto con la falta de períodos de descanso y recuperación hacen que aumente el riesgo de fatiga y de lesiones.

SINTOMATOLOGIA
Los síntomas que más comúnmente aparecen son dolor, restricción del movimiento de una articulación, edema de los tejidos blandos, alteración del tacto y disminución de la destreza.
Inicialmente aparece la fatiga muscular que al cronificarse da lugar a contractura, dolor y finalmente a lesiones que pueden llegar a producir una verdadera incapacidad funcional.

Los síntomas pueden aparecer de forma aguda pero generalmente su aparición es lenta y de carácter insidioso por lo que se suelen ignorar hasta que se hacen crónicos y aparece el daño permanente.

PREVENCIÓN
+ Lo más importante es actuar ergonómicamente sobre el puesto de trabajo.
+ Establecer un buen diseño de las tareas y herramientas.
+ Promover la utilización de ayudas mecánicas para la movilización de los pacientes.
+ Disminuir la duración de los procesos que requieran posiciones forzadas.
+ Intercalar períodos de descanso.
+ Establecer un sistema de rotación de puestos de trabajo.
+ Informar y entrenar al profesional para que evite posturas o movimientos peligrosos durante el desarrollo de su tarea.
+ Evitar posturas pocos naturales y fijas, en especial torcionadas o asimétricas.
+ Evitar posturas que requieran el uso de una articulación en el límite de su máxima amplitud de movimiento (rango) durante largos períodos de tiempo.
+ En general las posturas cómodas son las que emplean la posición funcional.
+ Se deben evitar los movimientos bruscos.
+ Es conveniente realizar de forma regular ejercicio físico encaminado al fortalecimiento y relajación muscular de las zonas exigidas durante la tarea habitual.

Estimado colega, usted sabe que respetar las técnicas de maniobras especializadas evitan riesgos en su salud y ayuda a lograr la eficacia de su actividad profesional.

Esto es un aporte de la
ASOCIACIÓN DE FISIOTERAPEUTAS DEL URUGUAY